Maira y Cintia, historias de sacrificio y superación de dos ex brigadistas municipales

 

Hace dos años la actual diputada nacional por el Frente Renovador, Dra. Mariana Morales fue noticia en los medios todo el país. Ante una gran cantidad de vecinos el intendente Pablo Mirolo le tomaba juramento como nueva subsecretaria de Gobierno de la Municipalidad de La Banda. Sin embargo, lo destacable de aquel acontecimiento era la historia de vida de la flamante funcionaria, quien logró culminar la carrera de abogacía mientras se desempeñaba como personal del área de limpieza de la comuna, a través de un programa de empleo.

Aquella historia fue de gran inspiración para muchos jóvenes que inician sus pasos en el mundo laboral. Así lo demuestran  Maira Marcos y Cintia Villalba, empleadas del Centro de Atención Médica Municipal Nº 5 del barrio Ampliación Central Argentino, donde tienen a cargo el servicio mamografías, donde asisten semanalmente a cientos de mujeres que llegan de distintos puntos de la ciudad y del interior provincial.

Ellas también son ejemplo de sacrificio y superación. Como la actual diputada Morales, Maira y Cintia tuvieron un duro camino antes de llegar al título de técnicas en superiores en radiología con la especialidad en bioimagen. También recorrieron las calles bandeñas con escobas y palas, ganándose la vida como brigadistas municipales, condición que llevan con orgullo a dónde quieran que vayan.

“El caso de la diputada nacional Mariana Morales es un gran ejemplo porque nos alentó a seguir adelante, a trabajar y pensar que se puede; uno puede estudiar mientras trabaja y soñar con un futuro mejor. Pude estudiar y recibirme de Técnica en Superior en Radiología con la especialidad en Bioimagen”, comenzó diciendo Maira.

Antes de estar a cargo de las mamografías en el Centro de Atención Médica Municipal Nº 5, Maira y Cintia barrían las calles de la ciudad de 6 a 8 de la mañana y luego se dedicaban a sus estudios terciarios. Fueron compañeras de brigada y las primeras en sus respectivas familias en alcanzar un título terciario.

Al recordar los tiempos de brigadista Cintia dijo: “Cuando comenzamos a trabajar con mi compañera Maira y nos tocaba barrer las calles de la ciudad, no pensábamos a futuro, solamente íbamos a trabajar. Cumplíamos horario aunque llueva o truene, soportando insultos de la gente”.

Maira tiene 28 años y vive en el barrio Los Lagos con sus padres, dos hermanos y dos sobrinos. Egresó en el 2006 de la Escuela Técnica Nº 6 “Comandante Manuel Besares” con orientación en Economía y Gestión.

Por su lado, Cintia Villalba es dos años más grande, también vive con sus padres, dos hermanas y una sobrina en el barrio Menéndez. Egresó del Colegio Secundario Banda con la orientación en Humanidades.

Sobre su trabajo en la brigada de limpieza, Maira destacó: “Entrábamos con mi compañera Cintia a las 6 de la mañana y salíamos a las 8, luego del trabajo teníamos tiempo de estudiar y hacer nuestros trámites, trabajábamos de lunes a viernes”.

Las dos jóvenes emblema de la Dirección de Salud Municipal estuvieron en la brigada de limpieza desde el 2014 hasta mediados 2016, cuando recibieron la gran noticia: ya con el ansiado título habilitante en sus manos fueron designadas para prestar servicio en el Camm Nº 5 del barrio Ampliación Central Argentino.

Hoy su realidad es muy diferente. Diariamente asisten a un importante número de pcientes provenientes de distintos barrios de La Banda y Capital y de zonas rurales, quienes acuden a los controles gratuitos que ofrece el municipio bandeño para prevenir el cáncer de mamas.

Maira Marcos trabaja por la tarde desde las 14 hasta las 19, mientras que Cintia Villalba lo hace por la mañana de 8 a 13.

Ambas jóvenes son las únicas en sus respectivas familias que pudieron acceder a un título terciario, indicio de las pretensiones de vida que tienen cada una.

El estudio es totalmente gratuito, el proceso contiene cuatro proyecciones, cuyo resultado puede demorar hasta una semana. Asimismo manifestaron que por mes realizan controles a más de doscientas mujeres.

Las jóvenes trabajan coordinadamente con profesionales en ginecología y en obstetricia para la atención de las pacientes. El resultado del estudio arroja información sobre tejido mamario y el sector axilar, donde suelen formarse los nódulos.

“Recibimos la satisfacción de que gracias a una mamografía se pudieron detectar casos de cáncer precoz y se pudieron salvar vidas, sin dudas”, prosigue Maira.

“Es más que gratificante darse cuenta que las mujeres que vienen al Centro de Atención Médica Municipal depositan parte de su intimidad en nosotras, parte de su confianza, un poco más de su vida. Las pacientes transmiten su experiencia a sus familiares, vecinos y amigos, les comentan sobre la atención recibida y descartan los mitos del estudio de mamas”, continúa.

“Al principio me tocó un caso, me sentí identificada porque era una chica joven, al momento de la realización del estudio surgieron pautas que indicaban que no se daban los parámetros normales. Al final se pudo realizar el estudio y se le informó el resultado. Por casos como ese tengo una gran alegría por trabajar aquí, serle útil a la comunidad. Invito a las mujeres a que se realicen el estudio mamográfico, se realicen el control una vez por año”, agregó Maira.

También Cintia contó su experiencia: “Las pacientes entran con miedo, muchas no se hacen el estudio por temor. Tienen en cuenta los mitos y los rumores que giran en torno al estudio mamográfico (posibilidad de contraer cáncer y efectos de radiación). Es notable el cambio que se da una vez terminado el estudio, se retiran alegres, con más seguridad e informadas sobre los beneficios de la mamografía e instrucciones de cómo deben realizarse un autoexamen mamario”.

“Me encanta venir a trabajar aquí, es lo que me gusta. La mujer debe dedicar veinte minutos y de esta manera podría salvar su vida. Es fundamental que las mujeres realicen un autoexamen”, asevera con seguridad.

Luego del estudio de mamografía se realiza una ficha para el registro de la paciente.

“Cotidianamente se visualiza la parte delicada de mi trabajo. Tengo familiares en el interior con cáncer de mama, no saben lo que era una mamografía y no conocían el Camm. Les dije que vengan, que el estudio es totalmente gratuito y rápido”, finaliza con la voz quebrada la joven Cintia.

El edificio dedicado a la atención de salud está ubicado al lado del edificio del Jardín de Infantes Municipal Nº 8 “Mi pequeño mundo”, en el barrio Central Argentino.

Las personas interesadas deben contar con el pedido médico y solicitar turnos en el edificio del Camm o bien comunicarse al teléfono de línea fija 6998039.