“Quise transmitir un mensaje para amar nuestra ciudad, hacer algo por ella desde el lugar que ocupamos”

Las Termas mostró en los últimos años un crecimiento social y turístico exponencial y con él apareció una nueva generación de jóvenes profesionales que buscan aportar su granito de arena.

Entre ellos se encuentra Eduardo Carrizo, un periodista y amante de la literatura que se animó y, con mucho esfuerzo, preparó “Las Termas, el deshielo del poniente”, libro que se agotó en su primera tirada.

Luego de trabajar en medios locales junto a unos amigos “fundamos nuestro propio periódico: Voces de Río Hondo. Ahí comencé a escribir notas con historias de Las Termas con algunos hechos, personajes, datos históricos. En un momento me di cuenta que podía compilar esas notas y otras que había escrito en diferentes etapas de mi vida y armar un libro. En una sección puse las notas y crónicas y en otra, cuentos y poesías de distintas temáticas: existenciales, románticas, políticas. En el proceso fue difícil encontrar otros libros que hablen de la historia o bibliografía oficial referida a la ciudad, ordenada cronológicamente. Recurrí a documentos y datos que tenían vecinos, entrevistas con familiares o con los protagonistas de algunas de las historias. Como es un pueblo chico, lo más difícil fue hablar de lo que pasaba en Las Termas durante la dictadura militar porque hubo vecinos que señalaron nombres de personas que habrían sido ´topos´ de las fuerzas represivas, y quizás esto podría ofender o molestar a sus familiares. También escuché, escribí y publiqué la versión de los acusados informalmente porque tampoco existen denuncias formales. Es un libro que lo hice con total independencia por lo que también hay críticas constructivas en el plano municipal y provincial”, relató a NOTICIAS DEL ESTERO.

Este material tenía un objetivo claro. “Quise escribir un libro que aportara a nuestra identidad como termeños, que nos sintiéramos identificados con esas historias, personajes, hechos, que el amor que tuvieron para construir la ciudad, nos sensibilizara a conservar lo bueno que tenemos, pero también a mejorar lo que nos falta. Quise transmitir eso, un mensaje de amar nuestra ciudad, de hacer algo por ella desde el lugar que ocupemos, que nos toque”.

Para Eduardo, nació una nueva generación de escritores, músicos, artistas plásticos que, con aciertos y errores, “tratamos de aportar a nuestra identidad. Tenemos una nueva sensibilidad, una nueva perspectiva de las cosas, producto de la nuestra historia, sociedad, familia, tiempo, de lo que cada uno estudió o experimentó y lo volcamos en lo que hacemos. Seguro esto va a servir para que contemporáneos u otros jóvenes y sus circunstancias, encuentren estos documentos, estos trabajos, para crear sus propias obras”.

Presentación

El libro fue presentado hace unos pocos días en el marco de la Noche de los Museos con la presencia de autoridades, familiares y vecinos.

Esta oportunidad fue propicia para agradecer  a quienes colaboraron en su publicación. “Me ayudaron muchos vecinos que ya son adultos como el comerciante Adolfo ´Pirulín´ Giménez, el capítulo sobre Historia de Las Termas de la profesora Alba  Perla Rojas de Vagliati, ´Recorriendo Caminos´ y familiares de personas que fueron Intendentes, deportistas, periodistas, desaparecidos o personalidades destacadas de este sociedad”, culminó.