Noticias del Estero
Información a un click de Santiago
Generic selectors
Coincidencia exacta
Buscar en título
Buscar en contenido
Post Type Selectors
post

Nacida a la vera de las vías del ferrocarril, Pinto celebra sus 132 años

Nacida a la vera de las vías del ferrocarril, Pinto celebra sus 132 años

La ciudad de Pinto, ubicada en el departamento Aguirre, celebra este 20 de septiembre sus 132 años de vida como comunidad organizada.

La zona que ocupa actualmente la ciudad fue hogar desde épocas muy tempranas de pueblos originarios abipones y sanavirones, presentes antes de la llegada de los españoles a la zona, siendo su lugar más representativo un espacio cercano al actual casco urbano, donde se instalaron los fortines Libertad, La Viuda y Doña Lorenza, a pocos kilómetros del actual Pinto.

Aproximadamente en 1888 llega a esta la zona la denominada “punta de rieles”, tendido del Ferrocarril Buenos Aires – Rosario, luego denominado Ferrocarril Central Argentino y más tarde Ferrocarril Mitre, que se extendería luego hasta la ciudad de San Miguel de Tucumán.

Los primeros ferroviarios en arribar a esta zona fueron los obreros que se encargaban de ganarle espacio al tupido monte abriendo las picadas por donde se extenderían posteriormente los rieles del ferrocarril, atravesando terrenos pertenecientes al exgobernador santiagueño Luis Generoso Pinto, cuyo apellido dio nombre a la estación

Decreto presidencial

Por decreto presidencial, el 20 de septiembre de 1890 se habilitó el servicio de pasajeros Pinto – La Banda y esta fecha fue tomada como punto de referencia para conmemorar la fundación de la ciudad.

Como en la mayoría de los pueblos que nacieron a la vera de las vías del ferrocarril, fueron construyéndose viviendas en cercanías de la estación de trenes, muchos de los cuales proveían de los alrededores de los fortines de la zona y de la costa del Río Dulce que comenzaba a despoblarse y veían al ferrocarril como símbolo de progreso y posibilidades de mejorar la calidad de vida.

De esta manera tomó forma la ciudad junto a muchos de los primeros empleados ferroviarios que decidían quedarse en el lugar y trabajadores de obrajes o productores de leña y durmientes que se mudaron a la parte urbana, que comenzó a contar con numerosos comercios, principalmente de propiedad de extranjeros que habían comenzado a llegar por las nuevas leyes de inmigración.

De esta manera, se instalaron para proveer de mercaderías y todo tipo de elementos a los nuevos habitantes del nuevo pueblo, aumentando de manera vertiginosa la población, haciéndose necesario el establecimiento de una escuela, por lo que se tramitó y nació así la escuela 737.

Compartir